Columna Sur  

Columna Sur  

Héctor Narváez 

 

Se le salió de las manos

El rector de la Universidad Autónoma de Chiapas pensó que las cosas quedarían en una simple manifestación de los estudiantes por el caso Mariana.

Sin embargo, las protestas han escalado a tal nivel, que puede crearle un conflicto interno imparable.

Se le salió de las manos. Y es muy difícil que detenga este movimiento, porque carece de capacidad.

Complicó las cosas

Carlos Faustino Natarén Nandayapa llegó muy soberbio.

Me cuentan que desde que asumió la rectoría, empezó a pelearse desde las oficinas con varios representantes sindicalizados.

No guardó la compostura de su cargo. Menos ha demostrado tener inteligencia para tratar los asuntos.

Una fuente, me asegura que alguien le dijo que los estudiantes de las facultades de medicina se manifestarían por el feminicidio de Mariana. A esto, Nandayapa dijo que sí, que fue su grave error.

Nunca imaginó que las cosas no quedarían ahí, pues aprovecharon el asunto y empezaron a ventilar más casos de acoso sexual, dentro de la UNACH.

Con eso, la cloaca se destapó en esta universidad y que viene a dañar a su imagen.

Pero, las protestas traspasaron las fronteras de la casa de estudios y empezaron a golpear al Gobierno del Estado.

Así que, al rector, le hicieron un llamado de atención y le dijeron explícitamente: “Resuelve esto a la brevedad posible”.

Aunque, Carlos Natarén lo que menos ha hecho es calmar a la ira que se ha desatado con los estudiantes.

Y, por el contrario, está complicando las cosas. Prácticamente les ha dado fuerza a los universitarios, para que pueda crecer su movimiento.

Lo que no midió

A raíz de las manifestaciones me afirman que han quitado a varios directores de facultades que han sido sindicados por acoso.

Para los estudiantes, esto es un logro tras alzar la voz por el caso Mariana. Pero, también han obtenido otros resultados.

Mis fuentes me han contado, que por órdenes de subalternos del rector Nandayapa, prácticamente dieron indicaciones a los docentes de que por nada presionen a los universitarios.

Les han dado facilidades como: si no presentan tareas, no hay problema, que no los van a reprobar. Y otras cosas así, que demuestran que quieren ganarse la confianza de los jóvenes que han participado en las movilizaciones.

Nada más, que las cabezas intelectuales de los estudiantes han visto esto como que avanzaron en tan poco tiempo. Además, para ellos ya representa la oportunidad perfecta para seguir.

Todo parece indicar que tienen en la mira a Carlos Natarén, a quien ya señalan en Chiapas como el principal responsable del mal manejo del caso Mariana.

Esto, sin temor a equivocarme, puede desencadenar un conflicto interno en la UNACH. Y no tardará que otros grupos se les sumen.

De hecho, también me han revelado que se ha dado la orden de que se radicalicen las protestas, en donde hasta participarían docentes de esta casa de estudios.

Así, este asunto podría aumentar y meter en problemas al estado, en su paz y estabilidad, que tanto ha cuidado el Gobierno Estatal.

Hay que tener presente que los universitarios en México, como los normalistas, son expertos en las protestas: secuestran camiones, bloquean carreteras, cierran los accesos a las ciudades y se enfrentan con bombas molotov con la Policía.

Un escenario que nadie quiere en la entidad, menos en medio de esta pandemia y con esta parálisis económica.

Pero, es algo que no midió el rector de la UNACH. Porque a todos los problemas les ha dado solución con su soberbia.

Y hoy tiene los resultados. Se le salió de las manos, hasta al grado de que habría metido a Chiapas en un conflicto.

Moraleja: Tanto peca el que mata a la vaca como el que le agarra la pata… ¡Así le pasó a este rector!

Al margen: ¡Un ejemplo a seguir!

El Gobierno del Presidente Joe Biden, mandó un mensaje claro a los migrantes que buscan llegar a los Estados Unidos: “este no es un buen momento para venir”.

Lo anterior, porque nuestro vecino del Norte implementa un agresivo programa para reducir los casos de coronavirus. Un ejemplo que debería de copiar la administración federal de México.

Por último: ¡Se siguen metiendo!

En Veracruz, los morenos están que “no los calienta el sol”, porque se han infiltrado poco a poco varios ex funcionarios del ex Gobernador priísta Javier Duarte al proceso interno para buscar candidaturas.

Y todo parece indicar que el dirigente nacional, Mario Delgado, ni por enterado o se presta al juego de “la mafia del poder”. Pero, se siguen metiendo… ¡Y tan tranquilamente!

Mi Cel: 9642823259 

En Facebook: elperiodistamx y hectornarvaezmx

 

Compartir la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.