Código Nucú

Código Nucú

César Trujillo

Informes de actividades municipales

Los presidentes municipales en Chiapas darán su primer informe de actividades a los ciudadanos. Nada sencilla ha sido, por cierto, esta administración entrante y hablo en general. Sobre todo si partimos del hecho de las demandas por laudos, el incumplimiento de pagos a servicios básicos, el desfalco financiero, los aviadores y un sinnúmero de problemas más que fueron herencia de los antecesores.
Muchos, lo sé tras conversar con ellos, no sabían el tamaño del problema que se echaban a los hombros al competir por el cargo y ganar por el seis de seis, o bien, por los acuerdos políticos; otros, tristemente, siguen sin entender todavía que ya el primer año los alcanzó y creen que podrán «servirse» a su antojo: desoyen a la ciudadanía y se aferran a ser parte del pasado y de esos neoricos que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) arrojara en el sexenio pasado a borbotones.
Lo cierto es que parece que el destino de los encargados de los ayuntamientos (al menos de estos nuevos) está trazado en sólo «aprender a sobrellevar los hechos» que les han estallado ya en las manos. Esos que los confrontan con los electores que les ayudaron a llegar al poder y que hoy les recriminan su falta de voluntad, aunque no toda la culpa sea suya (hay intereses muy por encima y esa es una ingente realidad).
El problema principal es simple y estriba en que, en los gobiernos pasados al menos, los presidentes municipales no podían llamar a rendir cuentas a sus antecesores sin importar que las demandas penales estuviesen ahí. Ahora, dicen, han llamado a unos para que desfilen en el Legislativo y otros a la Auditoría Superior del Estado (ASE). Eso sí, ojalá les finquen responsabilidades y no todo sea una pasarela de simulación como en tiempos pasados.
Siendo honestos es algo que deseamos, algo justo, pues hemos visto cómo se frenan esas acciones que impiden que el brazo de la ley alcance a algunos presidentes municipales que otrora sabían que nada iba a pasar y por ello hicieron lo que se les pegó la gana: lo siguen pensando muchos, creo.
Es más, recordemos que el mismo Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado servía de tapadera y llegaba a ciertas negociaciones que eran benéficas para los presidentes que terminaban con simples sanciones administrativas (si acaso), sin importar el daño al erario que hubiesen ocasionado. Caían los que no se alineaban, pues.

Ejemplos abundan. Ahí tenemos a Enrique Arreola de Cintalapa, a Lupita Pimentel de Yajalón, a Édgar Leopoldo Gómez de Tila, Fernando Castellanos de Tuxtla Gutiérrez, Chambé de Coita y un listado largo que representa el último trienio del dispendio y de las mentiras que abanderó el gobierno del tucán en la entidad. Sí, todos libres y con esperanzas de regresar a sangrar lo que puedan, cuando debió ya alcanzarlos la muerte política sin miramientos.
Hoy, pienso, la situación es aún grave. Y lo es por dos cosas: el arrastre de errores de las administraciones pasadas que han sido sobre protegidas por los ahora ex mandatarios y la inoperancia de muchos de los presidentes municipales que llegaron sin saber a qué.
Las lecturas son simples. No hay trascendencia en muchos municipios. En las que los presidentes están poniéndole ganas, ojo, simplemente los arrastra la inercia de la inoperancia pasada o de su propia inacción, y muchos callan volviéndose cómplices.

Lo que sí deberían tener claro los presidentes en funciones es que este segundo año para cualquier administración municipal es determinante: van a entrar al periodo más crítico que les representa el pago de aguinaldos y sueldos completos de sus trabajadores en el mes de diciembre, y aquí se demostrará quiénes son eficaces y quiénes no, quiénes contemplaron cada elemento, cada pieza, cada jugada y quiénes saldrán evocando la austeridad para justificar su incapacidad. Ojo aquí.
Por eso es de suma importancia ver de quiénes se rodearon para poder sacar adelante el trabajo que viene. Y si el segundo año es crucial, señores, el tercero que es de ajustes para entregar cuentas claras es más complejo aún. Nadie dijo que administrar un municipio fuera fácil. Pero quienes se montan en el toro deben aguantar los reparos o de lo contrario váyanse a su casita a descansar. Quien gobierna lo debe hacer para todos y sin chistar. Ahora sí, señores presidentes, a ponerse las pilas porque no tienen de otra: ya veremos en breve de qué cuero salen más correas. Sí que sí.

#Manjar Un gobierno cercano a la gente es aquel que escucha, que camina los pueblos y recoge el sentir de quienes viven día a día las injusticias. Es aquel que ha visto que los errores de sus antecesores dañaron severamente al estado y que comprende que deben hacer ajustes necesarios para lograr que aquello que se prometió en el centro del país aterrice paulatinamente. En efecto, es un trabajo arduo. Pero es indispensable para sentar las bases del desarrollo. Paso a paso se logra. Por lo pronto, bien ahí por el gobierno de Rutilio Escandón quien echó a andar la iniciativa para ser gobernador y que aprobó ya el Congreso local: 120 días antes de la elección deberán dejar el cargo quienes aspiren a competir y sin haber ocupado el cargo con antelación. Si pensaban aplicar la de Velasco, lástima Margarito. #BienJugado // “Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda». Martin Luther King (1929-1968). #LaFrase // La recomendación de hoy es el libro Tráiganme la cabeza de Quentin Tarantino de Julián Herbert y el disco de Five Nights in a Judo Arena de The Beatles. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.
* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.

* Delegado en Chiapas del Sindicato Nacional de Redactores  de la Prensa.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Instagram: codigonucu
Compartir la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *