Que más pué…

 

 

Por Carlos Rafael Coutiño Camacho.

 

1.- Tautología política.

2.- Lluvia

 

 La tautología política en Chiapas, es visible en la gran mayoría de los presidentes municipales; por supuesto que es aberrante el saber que el pueblo decidió por ellos, lo que demuestra que tenemos una sociedad neófita, pero si deseosa de dádivas con el cual se conforma, por eso desde ahora vemos que muchos quieren ser políticos, porque se sirven de la ciudadanía.

         Para los sociólogos, antropólogos y filósofos, en realidad es una lógica proposicional, es decir repetir una expresión varias veces en una sola frase; se critica al pueblo decir subió pa´rriba, entró pa´dentro, oríllese a la orilla, entre muchas más, sin darnos cuenta que los políticos hacen exactamente lo mismo.

         Pongamos ejemplos el caso de Bochil; la seguridad es un tema que debe de tomarse en cuenta, no es un tema que deba de ignorarse; por su puesto, es atroz el solo mencionarlo, son cosas que por lógica tienen que atenderse,  el presidente acusa al pueblo cuando es el edil quien tiene que responder.

         Es feroz también el saber que en las épocas electorales todos dicen que hay que hacer, pero el problema es que no saben cómo hacer; esa tautología es absurda, pero constante que el pueblo incluso lo admira de sus políticos, de sus autoridades, de sus dirigentes o de sus jefes.

         Chamula no es un caso puesto al margen, presenta la misma condición, se requiere de acciones que permita evitar el derramamiento de sangre, pero nadie hace para desarmar al pueblo, que dicho sea de paso es un pueblo literal, convertido al narcotráfico, las armas ingresan entre otros lugares de Guatemala.

         Municipio por municipio se puede hacer referencia, pero el tema, es como la retórica política ha logrado permear en la ciudadanía, que gusta de ello, por ende, es importante el poder cambiar las cosas de fondo y no de forma, sacudirse de los jóvenes que creen descubrir cosas que ya existen, o de adultos que con su experiencia ya hacen y deshacen de los pueblos.

         Siempre existirá alguien que pueda cambiar al pueblo, siempre habrá gente con ideas pero con lógica; siempre existirá un Octavio Paz, un Carlos Monsiváis, un Eduardo Galeano, porque no decir, un Luther King, para que el pueblo siga sus pasos como ocurrió de acuerdo a la historia bíblica, con Moisés.

         Que sirva lo anterior, porque quienes están descomponiendo a Chiapas ahora, son los anteriores gobernadores, hoy se están formando acuerdos entre Sabines, Albores, Salazar y Velasco, es ahí donde se tiene que voltear a ver, esos son los que están haciendo de Chiapas un problema.

         Dónde está el pueblo que votó por MORENA, que se vea y salga a respaldar a su gobierno, Escandón Cadenas no podrá solo si no tiene el respaldo, no basta con que el gobierno de, urge que el pueblo participe y apoye y coincida con lo que dice Obrador y Rutilio, caso contrario todo se vendrá abajo.

         Los que vienen, son enviados por los ex gobernadores que desean ocupar el cargo desde afuera, solo meciendo la cuna.

 

  Las lluvias que se están presentando en este año, han sido de las denominadas atípicas, pero se cita el cambio climático y una serie de expresiones más, tratando de justificar las inundaciones o afectaciones en los poblados no solo de Chiapas, sino de México y hasta del mundo entero.

         Sin embargo, en parte es falso; la gente ha decidido mortificarse sola, busca perder para ganar, logra obtener cosas aunque no tengan calidad, muchas personas se adentran al caudal de los ríos, buscan vivir al lado de un afluente, porque hay conocimiento que tarde o temprano vendrá una desgracia.

         Es así como muchos invaden, como se colocan en zonas de alto riesgo, porque el gobierno dotará en su momento de enceres domésticos que quizá ni tenían, pero que es una forma de cómo obtenerla ahora, invaden para que les regalen a futuro ese terreno u otro a cambio de votos.

         Argumentos ciudadanos miles, pero la naturaleza no se equivoca y recupera lo que es suyo, el río no sale de su cauce, solo recupera lo que el hombre le quita, la gente debería entender, usar su lógica para tener el valor de reconocer que es culpable de lo que acontece en estos casos.

         Lo único que no es responsable es de las erupciones de volcanes, pero sí de vivir en las faldas de los mismos, aferrarse a tomar terrenos que son un riesgo en cuanto a movimientos sísmicos, aunque ahora se sabe que también pueden ser provocados por manos del hombre.

         Así que es momento, de hacer una verdadera planeación donde todos participen, determinar para que sirve las tierras en Chiapas, evitar tanto crecimiento poblacional, saber qué tipo de construcciones se tienen que hacer  y no hacer las cosas al ahí se van, porque entonces solo traerá problemas.

         Las lluvias, se presentan así, porque hemos talado, porque pavimentamos y no hay absorción, porque simplemente no sabemos construir, pero sí nos encanta destruir, ese es el problema de la sociedad, acuerpados por el interés de políticos que gobiernan y de constructoras que solo ven su interés económico.

         No basta con escribir, con decir o pensar, es necesario el crear conciencia a través de la educación en las escuelas, sumado a lo que se pueda hacer en el hogar, si no estaremos todos condenados a desaparecer, porque la lucha es encarnizada del hombre contra el hombre.

         Hasta cuando se podrá entender que las inundaciones no es un castigo de Dios, sino una tontería del hombre, que no es necesario el pedir que llueva despacito, sino no meterse donde no debemos, estar conscientes que tenemos que cuidar nuestras áreas naturales, incluye el agua, la fauna y demás.

         Ejemplo, dicen no más plásticos pero si bolsas de papel, ¿que no para ello se requiere de árboles? Entonces cuál avance, que no se engañe más al pueblo y se deje que siga sumido en la ignorancia, que ha sido el enemigo por siempre.

Compartir la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *