Café Avenida

Café Avenida

Gabriela Figueroa

Lunes 27 Enero 2020

 

UNICH EL CUENTO DE NUNCA ACABAR…

 Si bien ya habíamos comentado que había serios problemas en la Universidad Intercultural de Chiapas y que solo fue pretexto el que Fabián hiciera mediático la corrupción que hay en esa institución, a la par de estas eventualidades también habla Carmen Marín Levarios docente de esa universidad y representante del SUTUNICH quien alza la voz, en la misma tesitura y señala las múltiples corruptelas en que incurre el rector Dr. Jorge Luis Zuarth Macías.

 Es cierto la semana pasada docentes, administrativos y alumnos acudieron a pedir audiencia al Secretario de Gobierno, solo los transfirieron a la delegada en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, quedando atorado ahí el asunto y agonizada la posibilidad que docentes y administrativos señalen ante la autoridad correspondiente las faltas que se cometen en la UNICH.

 Fue así en entrevista con el medio Día Uno, que la Secretaria del Trabajo y Conflictos del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas, Marín Levarios señaló: “Estamos peleando una reinstalación en Enero del 2019, producto de un despido injustificado en el 2018, con la participación del mando único en las instalaciones de la UNICH, volvimos en el 2019 y ahora en el 2020 estamos enfrentando la furia de una rectoría con su estructura académica, jurídica y administrativa de planeación para la imposición de plantillas académicas de manera unilateral que viola los derechos laborales de los docentes y el contrato colectivo de trabajo”

 Es así como refieren también que el rector se conduce “Voluble, incongruente e inconsistente” ya que al decir de la docente le enviaron tres oficios donde solicitaban la realización y la revisión de las plantillas académicas desde el mes de diciembre y esto no fue así, argumentando que sí los atendería pero que por el momento tiene mucho trabajo.

 Y es que al parecer que aquí es donde torció la puerca el rabo, porque al entregarles las plantillas para este nuevo semestre apenas el pasado 17 de enero a las 8 de la noche, con el acuerdo de revisarlas conjuntamente el lunes 20, donde a pesar de este acuerdo Zuarth Macías con toda la premeditación, alevosía y ventaja, el sábado 18 lanzó los horarios y las cargas académicas de estudiantes y profesores violando así los derechos laborales de los docentes de la intercultural de Chiapas.

 El lunes 20 en “supuestas mesas de trabajo” ellos insisten en imponer personal fuera de la plantilla, violando así los derechos laborales del personal de nueva cuenta, con un 50% y 50% esto ocasiona despidos injustificados de agremiados del sindicato, así mismo algunas personas de Oxchuc, sino también la baja de horas de carga académica del personal docente y de asignatura y lo más delicado, a decir de la representante sindical, es que desde el 2018, el banco de horas de la universidad se está incrementando y de 2 mil se tienen mil horas que están sangrando a la universidad, donde están exigiendo presupuesto al gobierno y lo único que están haciendo es encubrir una serie de malas acciones y de modificar el modelo intercultural.

 También hay que aclarar que precisamente la distinción de “interculturalidad” que tiene la universidad pareciera que les incomoda por ello están acabando con ello y sus antecesores han hecho parte del trabajo, pero Zuarth Macías, ha venido consolidando “el quitar lo indio” y se ve como cada día más va desapareciendo.

 Lo más peligroso en este momento de lo patronal, es seguir violando sus derechos laborales, e imponer plantillas académicas para este semestre enero-Julio, donde no ha habido clases y donde ya empiezan a tenerse reacciones de los alumnos como el caso de Fabián y muchos otros que cimbra lo que le está pasando a la universidad. No se puede permitir que se siga desmantelando a la universidad, violando derechos laborales de los maestros y estudiantiles.

 Desde abril 2014 la universidad se va desvirtuando, es lamentable el proceso de desmantelamiento que viene padeciendo en términos de recursos económicos y recursos académicos, porque sus plantillas en este momento si se observan, les inventan materias que no existen para inflar la bolsa en el banco de horas, con tal de tener a sus amistades, se dicen que son laudos ganados, pero ni siquiera les comprueban que realmente ganaron, por lo que son nada más de recomendados. Esa es la realidad imperante en la UNICH.

 Será que esta bola de nieve, hasta cuándo será solapada por el gobierno de la 4T. Pues bien ante instancias legales de conciliación y arbitraje la parte patronal arguye ser mayoría por lo que le exigen a la parte inconforme un recuento  a fin de quitarles su contrato colectivo de trabajo, siendo que a pesar de que han sido trámites tardados, a ellos les resuelven de un día para otro sin excusa alguna a su favor, por lo que el sindicato sigue hasta el momento pugnando sus derechos ante las instancias correspondientes, sabedores de que están solos pero no dejarán su causa sola, el único recurso que tienen ha sido utilizado que es el emplazamiento a huelga y recurriendo a la ley mediante amparos, exigiéndole ante todo al rector el respeto al modelo educativo, el respeto a los derechos laborales y el respeto a los derechos estudiantiles.

 Como ven las cosas no están tan fáciles en la UNICH y en cualquier lugar se cuecen habas, lo último que requieren los agremiados del sindicato es que los escuche el Gobernador del Estado Rutilio Escandón Cadenas, ya que él es el único que puede tener la solución a este conflicto en la UNICH.

 Finalmente: “Cada 6 años se renuevan las esperanzas, con cada cambio de Gobierno, pero de lo que se trata es que se garantice la permanencia de estos programas y la infraestructura que va en beneficio de ellos” lo dijo Eduardo Ramírez Aguilar. Recuerde No es Nada Personal. Envíenos sus comentarios a CAFETOMANA2014@outlook.com

 

Compartir la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *