Detectan tomas de agua clandestinas en locales de Samuel Chacón, ex presidente de Tapachula 

Detectan tomas de agua clandestinas en locales de Samuel Chacón, ex presidente de Tapachula 

 

Ramón García /CP 

 

Se estima que poco menos de la mitad de los usuarios no cubren a tiempo sus recibos de Agua Potable y Alcantarillado de Tapachula (COAPATAP), en algunos casos se trata de empresarios acaudalados y en otros de políticos morosos, como el caso particular más reciente y del que la población del centro de Tapachula fue testigo, en el que a un establecimiento con oficinas, estacionamiento de autos particular y lavado de los mismos y baños públicos, propiedad de Samuel Chacón Morales le detectaron tomas clandestinas de agua. 

El ex presidente municipal de Tapachula, ex diputado federal y ex diputado local habría adquirido hace algunos años, al final de su gestión como presidente municipal, en la tercera calle oriente casi esquina con la avenida Central Norte, amplios terrenos donde funcionó por muchos años una escuela preparatoria particular. 

Esto no hubiera sido noticia, si no es que vecinos denunciaron que en ese establecimiento había tomas de agua potable clandestinas y que consideraban que el recibo de ese establecimiento era mínimo, en comparación con lo que ellos pagaban, por lo que al tratar de verificar el personal del organismo que distribuye el agua potable, se encontraron con la negativa de hacerlo bajo la amenaza de ser despedidos del trabajo. 

Y es que el mismo político que en otras épocas ocupó varios cargos importantes estaba en ese lugar y fue la persona que trató de evitar que los obreros realizaran su trabajo de corte de agua de las tomas clandestinas, que presuntamente fueron hechas cuando el funcionario aún tenía influencias políticas para evitar el pago justo del consumo de agua, como lo hace cualquier ciudadano responsable y que cumple con sus obligaciones. 

La autoridad deberá sancionar, calcular cuánto tiempo hizo uso irregular del agua potable que muchos tapachultecos honestos pagan puntualmente, ya que a decir de los vecinos el consumo en ese local es muy alto y los pagos son muy bajos. 

En las gráficas tomadas por los vecinos y distribuidas a medios de comunicación, se puede observar al mismo Samuel Chacón haciendo llamadas telefónicas para evitar el corte y en su caso que fuera exhibido como una persona que amparado en el poder, tenía tomas clandestinas de agua potable para no pagar el vital líquido que consume. 

Mientras tanto en Tapachula se mantiene la inconformidad porque el cobro del consumo de agua en los hogares no tiene el mismo costo, porque en gobiernos anteriores por acuerdos políticos cobraban cuotas mínimas o les permitían uso del agua sin pagar como es el caso del expresidente de Tapachula. 

Cifras estadísticas señalan que aproximadamente en Tapachula hay más de 170 mil viviendas, pero de estas solo entre 80 y 90 mil usuarios tienen relación responsable con Coapatap, mientras que el resto pudiera estar recibiendo de manera clandestina el beneficio del agua. 

 

Compartir la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *