Los Santos Reyes y la Epifanía

Los Santos Reyes y la Epifanía

 

06 de Enero de 0001 ,   Belén de Judea.

 

Por el Doctor Roque Gil Marín Vassallo.

(Decano de los Cronistas de Comitán, Chiapas.)

 

 

Una bella historia de Fe:- Lo que los cristianos conocemos como “Día de Reyes” que parece una fábula, un cuento, una leyenda, se generó en una Historia de Fe, verídica, en un hecho de la vida real que sucedió un día 06 de enero del año 0001 de nuestra era, a los 12 días del nacimiento del Niño Dios, en la aldea de Belén, en Judea, cuya capital era Jerusalén y que según el Cronista bíblico Flavio Josefo, hay 2 bases que asientan y comprueban su veracidad, que son:

 

1.-La visita que los Reyes Magos hicieron al Rey Herodes de Judea, que los atendió, los registró en su libro de

     visitantes distinguidos, y

2.-La matanza de los Santos Inocentes ordenada por Herodes el 28 de diciembre del año 0002, cuando el niño

     Jesús tenía 1 año con 3 días de nacido.

 

La base bíblica:- En el libro del Evangelio según San Mateo del Nuevo Testamento, capítulo 2, es el único que registra este episodio que al tenor dice: “¿Dónde está el Rey de los Judíos que ha nacido? Esta pregunta se la plantearon los Reyes Magos al Rey Herodes quien se turbó al escucharla y se sintió amenazado, por lo que respondió que no lo sabía pero que si ellos encontraban el lugar donde había nacido (Jesús) les pidió que regresaran a informarle para que también él fuera a adorarle.

 

La Epifanía o Adoración de los Reyes al Niño Dios:- Este bello episodio cristiano consta de 3 partes que son: 1.-La fase Teológica o divina. 2.- La fase Mística o Humana y 3.-La fase Litúrgica o  doctrinaria, veámoslas:

1.-En el Viejo Testamento se registra en el libro del Profeta Isaías, capítulo 9, el nacimiento y el reinado del Mesías, cuando dice en el versículo 2: “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos”.  Isaías profetiza descubriendo la naturaleza divina del tercer salvador de la humanidad (según los hebreos) diciendo en los versículos 6 y 7 lo siguiente: “Porque un niño es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Príncipe de Paz”, y afirma casi 701 años a.c. que: “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite”.

 

2.-El Nuevo Testamento asienta en el libro del Evangelio de San Mateo, que: “Habiendo sido María encontrada llena de gracia ante los ojos de Dios, Jehová envió al Arcángel Gabriel para anuciarle que de forma pura y santa, sin pecado, concebiría un hijo al que llamaría Jesús que es el nombre humano del hijo de Dios, pues su nombre divino o profético era el de Emmanuel que quiere decir “Dios con nosotros” y que sería ungido como Rey de Reyes y Señor de Señores y sería adorado por los hombres mas sabios y poderosos de la Tierra que lo buscarían para adorarle de rodillas y le llevarían regalos como Oro, Incienso y Mirra.

 

3.-Consiste en la difusión del Monoteísmo hebreo en los lugares en donde estuvieron sometidos a la esclavitud, y se inicia con el mismo despertar de la humanidad, hasta que lograron la libertad; y que según algunos historiadores fueron los lugares de donde procedían los 3 Reyes Magos o Santos Reyes, veamos:

 

   El Rey Melchor, era Sultán de Ankara, en Turquía, Europa, lugar donde según el Génesis encalló el Arca de Noé, primer salvador de la humanidad con quien Jehová Dios hizo el primer pacto llamado Pacto de Paz y puso su Arco (iris) como signo de la paz entre los hombres. Este Rey venía montado en un brioso corcel pura sangre, que es el caballo de la peregrinación que fuera guiada por la Estrella de Belén la que pone círculo para rodear a la Estrella de David que tiene dos triángulos entrecruzados.

 

   El Rey Baltasar, era Faraón de Alejandría, Egipto, en Africa, donde los hebreos fueron esclavos durante 300 años y el Patriarca Moisés, segundo Salvador del pueblo Judío, Hebreo ó Israelita, logró el Yom Kipur ó Dia del perdón que le concedieron el Faraón Egipcio Ramsés I y su Esposa Nefertiti, en el año 1324 a.c. y según el libro del Génesis, Jehová Dios hace el Segundo Pacto con Moisés a quien en el Monte de Síon le dicta sus Leyes para regir y gobernar al pueblo por él elegido, iniciando la época del imperio del Pacto de la Ley de Dios sobre los hombres para lograr la salvación de su alma. Este Monarca vino montado sobre un legendario camello.

 

   El Rey Gaspar, era Jeque  de Nínive, capital de Asiria a orillas del Río Tigris, en Mesopotamia, Asia, quien venía montado en un majestuoso elefante; en donde los Hebreos fueron liberados de la esclavitud luego de la muerte del Rey de Asiria Senaquerib que fue derrotado por el Rey de Judea Ezequías,  en el año 705 a.c. que recibió en Jerusalén al “Remanente de Israel” o regreso de los esclavos a su tierra, Palestina, en donde en el año 33 de nuestra Era, Jehová hace el Tercer Pacto llamado también El Nuevo Pacto,   y deroga su Ley con la muerte de su hijo Jesucristo que impone El Pacto de la Gracia salvadora del alma que permite el perdón de los pecados y la vida eterna. Amén.

 

Compartir la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *