Baja en un 50% el nivel de Río Jataté en Ocosingo

Baja en un 50% el nivel de Río Jataté en Ocosingo

 

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, noviembre 2019.- En diferentes comunidades y ejidos de Ocosingo se han encendido los focos rojos, resulta que el nivel del Río Jataté, ubicado al oriente de la ciudad, uno de sus ríos principales, ha bajado 50 por ciento de su capacidad, afirmó el investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, Antonio García.

«Por ello, los pobladores han manifestado que ha causado mucha preocupación en los más de 50 mil habitantes de 36 comunidades de las cañadas, porque los arroyos y manantiales se les han empezado a secar, es algo preocupante este grave problema», dijo.

Dijo que este río es parte de la gran cuenca del río Usumacinta y en general toda esa cuenca ha bajado su nivel el agua; «encontramos anomalías en las 70 estaciones hidrométricas que tiene la Comisión Nacional del Agua (CNA) sobre precipitación en los últimos ocho años, lo que quiere decir que los ciclos de lluvia son muy irregulares, en Ocosingo llueve fuerte tres horas y deja de llover tres días o llueve tres días y deja de llover tres semanas».

«Hace que llueva rápido, escurra rápido y se vaya el agua al mar, en el Usumacinta porque tampoco tenemos mucha cobertura vegetal, andamos sobre el 40 o 35 por ciento ya en toda la cuenca del Usumacinta, lo que encontramos ahora es un río Jataté al 50 por ciento de su capacidad; la primera semana de junio de este año el Usumacinta llevaba  a la altura de la zona de Frontera Corozal, un 40 por ciento de su capacidad, es decir, se veían las rocas en el fondo del río». Indicó.

Informó que estos datos son oficiales que se sacaron de un proyecto de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que financió la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); ese estudio lo hizo el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua y la Universidad Autónoma de Chapingo en el Usumacinta.

Señaló que hay 36 comunidades de las cañadas de Ocosingo muy preocupadas por el asunto del agua, porque los arroyos y manantiales se les han empezado a secar, por lo que están midiendo curvas de nivel con el aparato A y enseñando a la gente a trabajar con ese aparato, para poder hacer zanjas de infiltración para meter agua a manantiales y arroyos y también que se utilicen para algo de reforestación.

Finalmente dijo que en los últimos seis años es la primera vez que baja tanto el nivel de agua en el Jataté; según los testimonios de la gente, ese río era navegable en lancha hace 15 años y ahora ya no,  porque tiene un metro o metro y medio de profundidad máximo, «era un río de cinco o seis metros de profundidad en épocas de estiaje y llegaba hasta a diez metros en épocas de lluvia».

Por Freddy Morales

 

Compartir la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *