Diputados y campesinos entrampados: plazos se agotan para Presupuesto

Diputados y campesinos entrampados plazos se agotan para Presupuesto

 

Los diputados no logran hasta ahora acuerdos concretos con miras a que se apruebe el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020. Las reuniones con líderes campesinos no dan frutos; el complejo de San Lázaro sigue cercado por casas de campaña y la tensión se palpa en cada encuentro. Incluso se habla de que los plazos legales no importan mucho y que ni siquiera estaría contemplado el legendario “reloj legislativo”´. Se ve un tanto lejano el saber cómo se van a gastar los recursos públicos el próximo año.

Como si hiciera falta, las posiciones se radicalizan. El presidente de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Álvaro López Ríos confirmó que no hubo acuerdos al salir de la reunión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo); por lo mismo aseguró que sus huestes podrían quedarse un año afuera de la Cámara de Diputados.

Además advirtió que «arderá Troya» si para este viernes a las 11:00 horas no cuentan con un documento por escrito donde se registre la reasignación de 30 mil millones de pesos (mdp), es decir, los 24 mil millones que ya se habían solicitado, más otros seis mil desglosados de esta manera:

–   Tres mil mdp para atender los programas del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI).

–    900 mdp más para el Instituto Nacional de la Economía Social (INAES).

–    Mil millones de pesos para el programa Sembrando Vida a través de la Secretaría de Agricultura.

–   Mil millones mdp más para caminos rurales

–   500 mdp para los programas de mujeres del campo.

Posteriormente, la Jucopo no alcanzó un acuerdo con un segundo grupo de organizaciones campesinas ante su demanda de que aumenten recursos para el sector. El presidente Comisión de Agricultura, Eraclio Rodríguez Gómez, rechazó la posibilidad de sesionar en una sede alterna.

Insistió en que se construya un acuerdo y se dejen atrás posiciones que puedan derivar en una confrontación; sin embargo este legislador tuvo roces y altercados verbales con algunos de los manifestantes afuera de San Lázaro.

En una postura serena y conciliadora pero con un tono totalmente realista, Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena, detalló que no buscarían sedes alternas porque “confiamos en llevar a un buen acuerdo para sesionar mañana en la cámara”. En paralelo confirmó que van a continuar el diálogo con las organizaciones campesinas y a partir de ahí evaluarán si entran como tal al salón de Plenos a sesionar.

Delgado recordó que la Comisión de Presupuesto también se reúne a las 5 de la tarde del viernes 15 para realizar un dictamen; de ser necesario, planteó, muy tarde arrancarían la sesión del presupuesto y ahí no aplicarían “el reloj legislativo”.

“Nuestro peor escenario es que mañana muy tarde arranquemos la sesión. Legalmente para la Cámara de Diputados seguimos estando en la sesión del 6 de noviembre”, consideró Mario Delgado. También volvió a mencionar que tanto Morena, como las bancadas aliadas, tienen el acuerdo de  votar sin reservas el dictamen de Presupuesto, tal y como lo mandó la Secretaría de Hacienda. Todos estos son los ingredientes para un viernes de quincena que puede ser inolvidable en la historia del Poder Legislativo.

Político.mx

 

Compartir la nota:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *